Queso tierno con una maduración de unas 4 semanas. Gusto láctico, que puede recordar el de la cuajada fresca, suave, ligeramente ácido y un poco salado en comparación con otros quesos tiernos. Se come solo o en preparaciones para repostería.

 

El cuajo se obtiene a partir de las flores del herbacol o "flor de formatjar" (cynara cardunculus), que se cosechan por San Juan, se secan y se guardan todo el año. La noche antes de usarlas se ponen en agua y al día siguiente se pican para sacar el jugo, que es el líquido que se mezclará con la leche para cuajarla.

Mahón tierno

3,60 €Precio

3,6€/unidad (200g)