La consistencia de este queso es compacta, su pasta prensada es dura, lisa y con textura firme permitiendo así un corte fácil. Tiene pocos ojos y distibuidos irregularmente por el interior. Por lo general se utiliza leche poco grasa para evitar que se deforme durante la maduración.

Frecuentemente recubierto de una parafina de color negra que sirve como capa protectora durante el transporte.

 

El sabor de este queso holandés es suave, ligeramente salado. A medida que va envejeciendo su sabor y cristalización de la proteína se concentra, se elabora con leche de vaca pasteurizada procedente de las razas locales del Norte de Holanda en la región de Beemster y Scheiner.

Gouda semi

4,00 €Precio

3,80€/ unidad (200g)